Hace unos días leíamos una sentencia en la que un juez resolvía como improcedente un despido de una empleada sustituida por un programa informático “la automatización mediante bots o robots (continúa) con la única excusa de reducir costes para aumentar la competitividad, viene a significar los mismo que reducir el Derecho al Trabajo para aumentar la Libertad de Empresa“.

Como consecuencia de la evolución de la tecnología y en concreto la inteligencia artificial, ciertos empleos rutinarios dentro de la oficinas se están viendo afectados, la robotización que viene sufriendo históricamente el sector industrial, poco a poco llega a nuestras oficinas.

Entendemos que no podemos poner freno a la evolución, pero lo que tenemos claro es que este proceso se debe realizar dentro de un plan ordenado en el que los empleados, que por su tarea, estén en situación de riesgo, tengan un plan de formación específico para ser reasignados y se asegure su futuro en la compañía, sea cual sea su departamento.

Las relaciones laborales están cambiando con esta revolución digital, hasta que no sentemos una nueva regulación no podemos permitir que nos pase por encima, dejando a los trabajadores indefensos. Es necesaria la vigilancia ante ciertos empresaurios, que escudándose en la reforma laboral y el despido por “causas técnicas, organizativas y productivas”, tienden a aprovechar la coyuntura para aumentar sus beneficios a cualquier precio.

Por eso desde Tecnilógica, exigimos que ningún TEDO venga para destruir el empleo de nuestros compañeros.