Como ya os informamos, el pasado 5 de Mayo se abrió un proceso negociador entre la empresa y los distintos comités de Tecnilógica para regular el trabajo a distancia una vez que finalice la pandemia, proceso que finalizó el 28 de Julio.

Agradecemos el tiempo invertido por la empresa y el esfuerzo de todas las fuerzas sindicales con la intención de llegar a un acuerdo y conseguir una política de Trabajo a distancia acorde con una empresa moderna y puntera como hacemos gala de ser.

Los puntos de fricción más importantes han sido los que ya preveíamos antes de comenzar las negociaciones, aspectos que consideramos vitales para tener una política de trabajo a distancia firmada con acuerdo con vuestr@s representantes:

  • El acuerdo presentado trata el trabajo a distancia como si se tratara de un premio otorgado por la compañía a sus emplead@s más fieles, sin permitir ningún tipo de control a los representantes de los trabajador@s sobre las peticiones rechazadas y los motivos expuestos.
  • No se revisan los actuales 30 euros brutos (aprox.23 netos) / mes que actualmente nos abonan en nómina por compensación de gastos/medios en TW por COVID. Este importe está muy alejado de los 67 euros brutos (aprox.55 netos)/ mes propuestos por los representantes de los trabajadores e implantados por muchas empresas (Siemens, Liberty, Convenio Sectorial banca). Añadir a esto el enorme incremento que están sufriendo las tarifas de los suministros energéticos en estos días. Recordad que según estudios independientes el coste por puesto de trabajo para el año 2019 se ha establecido en 8.575 euros de media al año por puesto, 714,5 euros al mes, coste ahorrado por la empresa.
  • Desde CGT entendemos que como medios necesarios para el trabajo a distancia hay que incluir la silla y demás material ergonómico y que estos deben ser facilitados por la empresa. La empresa solo considera necesario el portátil y estima que con esos 23 euros netos/mes debemos correr con los gastos de todo lo demás, incluso pantallas de mayor tamaño que antes se daban ahora no se facilitarán.
  • Se mantiene la obligatoriedad por parte del emplead@ de presentarse en el puesto de trabajo en 24 horas en caso de urgencia, pero la empresa no acepta definir este concepto de urgencia. Para evitar abusos CGT propuso que esas causas de urgencia fueran las mismas que ya vienen definidas en nuestro convenio como causas para realizar horas extras por causa de fuerza mayor (“Necesidad de reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes, así como en el caso de riesgo de pérdida de materias primas o de paro del ciclo productivo”).
  • Debido al punto anterior se limita enormemente la posibilidad de abandonar las grandes urbes para poder realizar el trabajo a distancia desde el medio rural o desde poblaciones más pequeñas. Este es un objetivo muy importante que plantea el Real Decreto Ley 10/2021 de Trabajo a distancia y que difícilmente se podrá cumplir con nuestra política si el mero capricho de un responsable de proyecto puede acabar con nuestra jornada de trabajo a distancia.
  • CGT propuso incluir un punto que obligara a la de Revisión del Acuerdo con una cierta periodicidad. Cualquier acción implantada en la empresa, debe revisarse y adaptarse después de un tiempo, ajustándola debidamente a las necesidades de los emplead@s que son a quienes va dirigida y, atendiendo y adecuándola a las opiniones y necesidades de los mism@s. Esto debe hacerse con garantías, y para eso hace falta el compromiso por parte de la empresa a hacerlo en un plazo de tiempo adecuado y con la participación de l@s trabajador@s a través de sus Representantes Legales. Esta petición fue desestimada.
  • El acuerdo hace referencia a políticas internas de empresa que se implantan de manera totalmente unilateral, incluso alguna de ellas denunciadas por CGT, ante los órganos competentes al no cumplir la legislación laboral.

Reconocemos que durante la negociación, algunos otros puntos incluidos en la propuesta inicial de la empresa, de gran relevancia e impacto para los emplead@s y que eran a nuestro modo de ver muy perjudicialeshan sido eliminados en la propuesta final que ha sido presentada a la RLT.

Por todo lo anteriormente expuesto la Sección Sindical de CGT no se adhiere a esta Política de Trabajo a distancia. Es posible que la empresa implante esta u otra política de trabajo a distancia en un futuro próximo, pero será sin acuerdo con los representantes legales de los trabajadores.

COOPERANDO PODEMOS MEJORAR LAS CONDICIONES LABORALES