Desde la Sección Sindical de CGT se ha interpuesto una denuncia contra la empresa por, a nuestro entender, la información que está trasladando la empresa a los empleados sobre la imposibilidad de no poder cargar como horas extras, aquellas horas que los empleados trabajen en los “FESTIVOS DE EMPRESA”.

Nuestra justificación se basa en que al tener nuestra empresa un horario irregular a lo largo del año, se compensan aquellas horas que se hacen de más en invierno con el horario de verano y los festivos de empresa de Semana Santa y Navidades, estableciendo turnos en cualquiera de estos dos periodos de festivos, de ahí que si un empleado por necesidades de proyecto no puede disfrutar de esos festivos, las horas que trabaje deberían computarse como horas extras.

La directriz que está imponiendo la empresa es que los días “FESTIVOS DE EMPRESA”, aunque los trabaje, se carguen a la cuenta de festivos para si cabe la posibilidad poder disfrutarlos en otras fechas.

Además, los trabajadores que se encuentran de baja los días de “FESTIVOS DE EMPRESA”, pierden el derecho a disfrutarlos en otro momento, tal y como ocurre con cualquier festivo nacional, autonómico o local, es decir, en este caso a la empresa le conviene considerarlos como “FESTIVOS NORMALES”. Es decir, es a capricho de la empresa y por tanto cuando le conviene, considerar esos días “FESTIVOS DE EMPRESA” sujetos a sus propios criterios y no a la ley, y cuando no le conviene les da un carácter “FESTIVOS NORMALES” como se ha explicado en este último caso.