Todos los años, la empresa tiene que elaborar un calendario laboral donde tienen que indicar el horario y los días laborables que tenemos que trabajar durante el año. El calendario laboral que tiene que reflejar lo siguiente:

 

El horario de trabajo: de que hora a que hora trabajamos cada día.

La jornada laboral: la distribución anual de los días de trabajo. En nuestro caso, la jornada es de lunes a viernes.

Los días festivos: son los días inhábiles a efectos laborales, retribuidos y no recuperables establecidos por cada Comunidad Autónoma y por los Ayuntamientos correspondientes, siendo catorce días la totalidad de estos.

Los descansos semanales o entre jornadas: en nuestro caso, sábados y domingos.

Otros días inhábiles: en nuestro caso son los festivos de empresa de Semana Santa y de Navidad que son días retribuidos y no recuperables.

 

Nosotros tenemos una jornada laboral irregular, ya que hay meses donde cambia el horario de trabajo. Tenemos un horario en verano y otro distinto para el resto del año, además de los festivos de empresa de semana santa y navidad.

 

Como representantes de los trabajadores, la empresa antes de publicarlo oficialmente debe entregarnos un borrador del calendario laboral de todas las oficinas y nosotros emitir un informe previo a su publicación. Desde CGT, todos los años examinamos el calendario laboral previamente a su publicación, para ver si cumple con la legislación y comprobar que no hagamos más horas de las establecidas por nuestro convenio colectivo (gracias a este control, hace unos años denunciamos su irregularidad, de esta manera, actualmente nuestra jornada laboral los viernes termina a las 14:30 en vez de a las 15:00). Éste establece 1.808 horas anuales, una de las cifras mas altas de todos los sectores.

 

Según nuestros cálculos, estas son las horas anuales de media que vamos a realizar en las distintas oficinas:

Oficina Horas
Madrid 1778
Barcelona 1780
Sevilla 1769
Málaga 1773
Valencia 1769
Zaragoza 1769
Bilbao 1784
A Coruña 1773
Gijón 1780
Media 1775

 

La diferencia entre una oficina y otra es por los días festivos, que en algunas localidades algunos caen en fines de semana o viernes.

 

Una de nuestras reivindicaciones más recurrentes es contra este calendario laboral, ya que en comparación con otros sectores y empresas realizamos demasiadas horas de trabajo y la distribución del horario y la jornada laboral no permite para nada la conciliación entre la vida laboral y familiar. Las empresas más punteras del país ya han adecuado su calendario laboral a los tiempos que corren, pero aquí apenas a variado en más de 30 años.