Llegan las “Talent Discussions”, esas reuniones donde teóricamente un grupo de personas se reúne para de manera objetiva evaluar el desempeño de trabajo durante todo el Fiscal Year, y decimos teóricamente porque cualquiera que haya estado en una sabe que en muchos casos no es así.

Los criterios son bastante subjetivos, y se basan fundamentalmente en la suerte que hayas tenido en tu proyecto, en que le caigas bien al responsable de turno y en que no hayas puesto un pero por muchos mandatos ilegales que te hayan llegado desde las altas esferas de tu proyecto.

Todos conocemos a personas MUY VÁLIDAS Y TRABAJADORAS, que por circunstancias del proceso (o eso es lo que nos dicen) se han llevado una mala nota, lo cual desanima bastante al resto de compañeros, que se encomiendan a la deidad de turno para pedir que no le toque, ya que realmente saben que es una lotería.

¿A quienes les tocará el gordo este año?