En el mes de Enero recibimos un correo con un artículo de Inclusion & Diversity hablándonos de las 4 diferentes generaciones que formamos esta “Gran Empresa” y como se debe trabajar, para que todos nos sintamos bien, seamos de la generación que seamos.…

En el picador de febrero hicimos un artículo referente a este tema, en el que expresábamos nuestras dudas al respecto, ya que con los datos del Informe de Responsabilidad Empresarial publicado, no estábamos muy de acuerdo y concluíamos con la reflexión:

LA DUDA ES, ¿REALMENTE CONVIVIMOS CUATRO GENERACIONES O VIVEN DOS GENERACIONES? UTILIZANDO LA COMPARATIVA DE LA EMPRESA, LA DE PEREZA Y LA DE OT VIVEN, LA GENERACIÓN DE ALASKA Y RAPHAEL INTENTAN SOBREVIVIR PARA QUE NO SE LES DEN LA PATADA…

Bueno pues parece que no estábamos tan equivocados, porque el responsable de la generación de Raphael, que aparecía en todos los vídeos, le han invitado amablemente a dejar la empresa junto a otros compañeros que ya lucían un gran número de canas…ya está bien de venta de motos y de mensajes cara a la galería, señoras y señores preocúpense de las personas que después de dejarse el pellejo en la empresa en su momento “más vulnerable” le dan la patada y les envían a la cola del INEM con una edad en la que difícilmente van a encontrar un trabajo.

Si realmente queremos una empresa moderna, apostemos por la diversidad real, en la que todos somos distintos, pero trabajamos en un objetivo común, donde cada persona tiene su edad, sus prioridades, sus creencias, su orientación sexual,… porque eso es lo que hace grande a un grupo, ya está bien de que la empresa discrimine, eso sí de forma velada, por razón de edad, sexo, cargas familiares….

 

DIVERSIDAD LABORAL