Nueva demostración masiva de reivindicación en la jornada de huelga de ayer 29 de abril. Los trabajadores y trabajadoras de Tecnilógica, Informática de Euskadi y Energuía Web hemos realizado huelga contra la postura autoritaria de los directivos de Accenture y por el poder adquisitivo que estamos perdiendo los últimos años.

Las incidencias nuevamente se han repetido, generando colas y desatención. En múltiples proyectos han tenido paros completos en muchos departamentos con afectación a Ministerios o distribución de energía, dejando muchos casos sin atender.

Queremos recordar que nadie va a heredar la empresa. Trabajar con ahínco para solucionar los problemas causados por la participación de compañeros en la huelga es tirarse piedras en el propio tejado.

En Bilbao se ha producido una manifestación masiva por el centro de la ciudad, en Madrid una numerosa concentración frente la sede de Madrid Digital. Junto a nuestros compañeros de DXC, bajo un temporal de lluvia se han realizado concentraciones en la sede de Caixabank en Barcelona con declaraciones a medios de comunicación y Girona, en Zaragoza una manifestación ha finalizado en Plaza España donde se ha atendido a Televisión y diferentes radios y prensa escrita. En Avilés, con compañeros de la oficina de Gijón, ha habido una empapelada en clientes de la compañía y una concentración en la Plaza del ayuntamiento. En León y A Coruña han contado también con más concentraciones de trabajadores que han permitido visibilizar el problema.

Ya les está bien que una plantilla que ha visto cómo se han volatilizado dos nóminas siga perdiendo poder adquisitivo. Simplemente no quieren que esto cambie porque qué se creen esos trabajadores para decirles a ellos, grandes directivos, lo que tienen que hacer.

Para ser tenidos en cuenta en estos momentos no hay otro camino que unirse a la huelga. Quién sostenga que se va a producir un cambio para toda la plantilla sin tener que moverse, miente y es solo un peón de RRHH.

Es muy importante que te unas hoy, aunque te hayas conectado es tan sencillo como pulsar en apagar y dirigirte a alguna de las manifestaciones convocadas. Después de las movilizaciones, seguiremos negociando y buscando un acuerdo que solo puede ser bajo la forma de un incremento salarial para una plantilla que se lo merece.