Tras prácticamente un año sin contestar nuestros correos y paralizando las reuniones que estábamos teniendo para tratar este tema, la empresa, previa petición nuestra, se dignó en darnos audiencia el pasado 10 de Febrero para retomar este asunto.

Recordamos que muchas ganas a sentarse a tratar este tema nunca han tenido, pero una denuncia de la CGT ante el Instituto laboral de la comunidad de Madrid y su mediación, obligó a la empresa a sentarse con los representantes de los trabajadores.

El acuerdo de dietas y desplazamientos fundamentalmente marca unos importes mínimos por comida cuando se prolonga la jornada (10 euros día laboral y 12 euros fines de semana y festivo), por kilometraje (0.25 céntimos/km) y para ayuda transporte (4 euros) , cuando se tiene derecho a los mismos. Podéis consultar dicho acuerdo en nuestra web.

Este acuerdo se firmó en el 2005 y los importes llevan sin actualizarse desde ese año, Zapatero era Presidente del Gobierno, se aprobó la ley del matrimonio homosexual, ETA estallaba un coche bomba en Barajas y la Torre Windsor estaba quemándose. Quemados estamos ya nosotros tras años pidiendo esta actualización y tras comprobar la poca seriedad demostrada por la empresa.

En marzo del 2019 la empresa se comprometió a incrementar estos importes pasando la ayuda comida de 10 a 12 euros en día laboral y de 12 a 15 euros en fines de semana y festivos. La ayuda transporte pasaría de 4 a 5 Euros y para el kilometraje ninguna actualización, ya se les había acabado el presupuesto con tan increíble derroche realizado en los otros dos apartados.

Anteriormente la ayuda comida se cargaba en TR e iban sin retención, ahora se abonan como pagos complementarios y aparecen en nómina con la correspondiente retención, por lo que estas subidas prácticamente quedan en nada con la retención aplicada. Por ello los incrementos nos parecen insuficientes y así lo manifestamos, pero la empresa reitero que estos importes no los iban a aumentar ni un céntimo y se comprometieron a independientemente de llegar a un acuerdo o no, aplicar esa actualización con fecha 1 de Septiembre del 2019. Llegada la fecha de aplicación incumplieron su palabra.

Tras el incumplimiento, no recibimos ninguna explicación al respecto y tras reiterados mails remitidos sin contestación, el pasado 10 de Febrero accedieron a reunirse con nosotros aunque su única explicación es que textualmente “las cosas de palacio van despacio”, y no se pusieron ni coloradas, que caradura; y tan despacio, llevamos 15 años para actualizar estos importe, lo mismo da espera un par de lustros más.

En la reunión mantenida el 10 de Febrero se comprometieron a que en este año fiscal sí que aplicarían esta subida, antes del 1 de Julio, pero la verdad es que ya nada nos creemos, no son de fiar, veamos si vuelven a incumplir su palabra.